Sexualidad sana y responsable

Por la Dra. Emma Ribas,
Responsable del área de Psicología y Sexología de Antiaging Group Barcelona

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la  salud sexual o sexualidad sana como “la aptitud para disfrutar de la actividad sexual y reproductiva, amoldándose a criterios de ética social y personal”. Relacionado con la ausencia de trastornos orgánicos, de enfermedades y deficiencias que entorpezcan la actividad sexual y reproductiva.

Teniendo en cuenta que sexualidad está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales, una sexualidad sana es el reflejo de una vida sana y una sociedad sana.

Uno de los factores psicológicos que va íntimamente ligado a la sexualidad es la autoestima, que incluye la mejora de la autoimagen y la afirmación de la personalidad e identidad. Es la valoración positiva que la persona tiene de sí misma, sin juicio destructivo alguno. Cuando podemos entender que no podemos dar lo que no tenemos, se inicia el proceso de cambio para centrar nuestro amor y la aceptación en nosotros mismos primero, y después darlo a los demás.

La comunicación es fundamental en la sexualidad y la sexualidad también es una forma extraordinaria de comunicarnos. Por ello, el dialogo y nuestro lenguaje no verbal y corporal, es clave.  Compartir las fantasías, deseos, lo que a uno le gusta y lo que no, aprendiendo a pedir lo que uno quiere, mejora la calidad de las relaciones.

Es básico, tener la capacidad para aprender y enriquecerse, rescatando de cada encuentro y experiencia algo positivo. Indagar más acerca de la sexualidad,  leer al respecto, consultar a profesionales, poner atención a aquellos lugares más ocultos de uno mismo, a la forma de sentirse… Enriqueciendo así, la propia sexualidad y fomentando mejores relaciones.

Una buena educación sexual es necesaria para poder disfrutar de una sexualidad plena. Gracias a la información y la educación se pueden disminuir las aflicciones e incrementar los conocimientos para descartar tensiones y fomentar actitudes maduras y responsables. Hoy en día, tenemos acceso a información que procede de múltiples fuentes; a pesar de que el ambiente aparece saturado de estímulos que se refieren al sexo y al erotismo como producto de consumo, la desinformación sobre el tema de la sexualidad es evidente y sigue bloqueando el comportamiento y expresión sexual.

Educar en el amor es una tarea indispensable para lograr una persona realizada y realizadora. La sexualidad es el aspecto de la personalidad que por sí mismo indica la apertura del individuo al otro.  De ahí que la educación en el amor sea fundamental para el buen desarrollo y realización de la persona.

Una sexualidad sana aporta numerosos beneficios al organismo. Aumenta la autoestima, proporciona estabilidad emocional, mejora las relaciones interpersonales, nos sentimos más queridos y atractivos. Además el estado de relajación que se experimenta después del orgasmo nos produce una agradable sensación de bienestar que nos hace afrontar nuestros problemas y preocupaciones de una manera más optimista, reduciendo considerablemente la ansiedad, el estrés y la tensión acumulada.

¿Cómo crees que viven su sexualidad los jóvenes en la actualidad?

Explore posts in the same categories: Sexualidad sana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: